Cómo elegir una tarjeta de crédito - Créditos Rápidos facíles

Cómo elegir una tarjeta de crédito

Publicidad

Qué debes saber a la hora de solicita una tarjeta de crédito

Las tarjetas se han convertido en uno de los medios de pago más comunes, y gracias a las tarjetas de crédito es posible pagar las compras sin tener dinero en la cuenta. En nuestros días todos usamos tarjetas, pero no todas son iguales: algunas ofrecen más opciones al usuario como un pago aplazado o cuotas a pagar  fijas y, sobre todo, su coste puede ser muy diferente.

A la hora de solicitar una tarjeta de crédito lo primero que tienes que tener claro es elegir la que mejor se adapta a tus intereses. Para valorar los beneficios de una tarjeta de crédito, hay que tener en cuenta muchos factores: si tiene cuotas de emisión y mantenimiento; qué intereses aplica; si devuelve algún porcentaje de lo que se gasta con ella, si ofrece regalos o puntos o si exige tener cuenta en la entidad, entre otras.

Es muy importante que a la hora de elegir una entidad al solicitar una tarjeta de crédito dediques un tiempo para comparar las tarjetas de crédito y elegir  la que te ofrece las mejores condiciones para tu caso concreto. Acertar en la elección puede ahorrarte bastante dinero. Te recomendamos que  identifiques tu perfil, compares ofertas y ahorra.

Te puede interesar:

Publicidad

Antes de solicitar una tarjeta de crédito tienes que comparar y analizar, y saber que elegir una tarjeta de crédito no es una tarea sencilla, ya que hay múltiples características que analizar. Además del coste financiero de pagar a crédito, el interés TAE (no dejarse confundir por el tipo de interés nominal de cada mes, que es mucho menor), hay que tener en cuenta las diferentes comisiones que nos cobra el banco, la posibilidad de sacar dinero en los diferentes cajeros de la entidad y de otros bancos, el límite de crédito que nos concederán o la posibilidad de contratar la tarjeta sin cambiar de banco.

Puedes buscar información para comparar y analizar la oferta del mercado, con herramientas comparativas, pero también con análisis en profundidad.

Cuando se ha decidido la entidad a la que vas a solicitar una tarjeta de crédito es muy importante conocer nuestras propias características, personales, familiares, económicas, fiscales e incluso psicológicas, para calibrar la idoneidad de este producto.

Hay situaciones individuales de cada cliente que influyen a la hora de seleccionar uno u otro producto de financiación rápida; incluso determinadas circunstancias individuales pueden desaconsejar la contratación de una tarjeta.

Te damos un ejemplo de esto: Las personas que tienden a gastar por encima de sus ingresos no deberían contratar tarjetas de crédito. Tampoco es bueno tener una tarjeta de crédito  si no sabemos utilizarla, para que este dinero fácil que nos proporciona una tarjeta de crédito no sea una desventaja y nos pueda provocar una deuda mayor al dinero solicitado.
Tampoco es una buena idea solicitar tarjetas si ya tenemos deudas de hipotecas y préstamos personales, como norma general, ya que el peligro de acabar más endeudados es alto.

Si la tarjeta de crédito se sabe utilizar y no se contrata para pagar otras deudas o llegar a fin de mes, es una gran ayuda  financiera, que nos permite gastar en un capricho, financiar un proyecto personal o familiar o hacer frente a un gasto imprevisto.

Publicidad

*

Top